Bueno, como no hay lugar al que no me acompañe, aquí está su huequecito en este espacio tan personal… Me he animado a resumir su biografía y espero que, a quien desconozca la calidad humana de Audrey Hepburn, le permita acercarse a ella y. a quién la conozca, disfrute con este homenaje:

Además de representar la más elevada expresión de la elgancia, y de pasar a la historia del cine como uno de los mayores iconos de belleza de todos los tiempos, otros hechos de su biografía la convierten en uno de los seres humanos más elevados del siglo XX. 

Pinceladas

Conoció el hambre y la desnutrición durante la ocupación nazi de Holanda, donde en los últimos momentos (iniciando su adolescencia) llegó a colaborar con los grupos de resistencia. Esta dura etapa provocó la extremada delgadez de su físico. 

Inició el ascenso al firmamento del celuloide gracias a sus cualidades como bailarina y la extremada belleza de su rostro. Su consagración como actriz se debió a su constancia y capacidad de sacrificio. La actitud perfeccionista y trabajadora fue su seña de identidad en Holliwood. 

Su elección para el papel de Holly Golightly en “Breackfast at Tiffany’s”  fue, posiblemente, el error de casting más rentable de toda la historia de Hollywood, ya que Truman Capote, escribió la novela en la que se basó el film pensando en la memorable pin up Marilyn Monroe. El personaje hubo de ser adaptado a Audrey, ya que el papel de meretriz de lujo no encajaba en su trayectoria, ni en la moral de la época -1958- en Hollywood. El famoso “black dress” de su gran amigo Hubert de Givenchy fue elegido en 2008 el más elegante de la historia de Hollywood ¿ Habría sido así si lo hubiera llevado otra actriz…?

Aunque su imagen en “Breakfast at Tiffany’s”  ha quedado grabada en el subconsciente colectivo, el mejor papel de su filmoteca lo representa la hermana Lucas, en “Historia de una monja”. Este papel la conmovió hasta lo más profundo de su Ser, y fue el detonante para la activa labor humanitaria emprendida posteriormente. Incluso bautizó con el nombre Luca a uno de los hijos de su segundo matrimonio ¡Gracias Audrey por ese guiño a los Lucas! 

En lo años 70 comenzó una lucha constante a favor de la infancia que la llevó a convertirse en Embajadora Honorífica de Unicef. Siempre mostró una sensibilidad especial por el sufrimiento de los niños y niñas desfavorecidos, probablemente provocada por los horrores vividos durante la suya en plena guerra mundial.

Realizó campañas por todo el mundo siendo uno de los más grandes activistas de Unicef. Desde Vietnam a la IndiaPanamá o Somalia, nunca dudó en realizar el esfuerzo para dar calor a los niños más desfavorecidos del planeta. Su último viaje, a Somalia, fue realizado tras el diagnóstico del cáncer de colón que, en 1992, apagó su llama entre nosotros.

Su luz siempre brillará en nuestros corazones.

Último viaje Somalia - 1992

 Su luz siempre brillará en nuestros corazones.

“Lo más importante es disfrutar de la vida,
ser feliz…eso es lo único que importa”
AUDREY HEPBURN

 

Anuncios